#RRHH: ¿Hay déficit de #talento o el talento prefiere otras condiciones laborales?

Después de casi un año alejada de encuentros profesionales, concentrada en escribir y publicar la Guía práctica de introducción al feedback, la semana pasada asistí a un desayuno laboral organizado por Randstad en colaboración con AEDIPE Cantabria, en el se que abordaron los principales retos con los que nos enfrentamos quienes nos dedicamos a los recursos humanos: absentismo, digitalización y déficit de talento.

Me encantó volver a este tipo de encuentros en los que combinas relaciones sociales (networking) con charlas de nivel que te hacen reflexionar, como fue el caso, y, además, en un enclave tan agradable y representativo como es El Sardinero, en el que se encuentra el Hotel Hoyuela, donde nos reunimos.

De izquierda a derecha, Valentín Bote; José Manuel Palacio y Andrés Menéndez – Fuente: Diario Montañés

Jose Manuel Palacio, presidente saliente de AEDIPE Cantabria, presentó el acto y contamos con las charlas coloquio de Andrés Menéndez (Dtor. Regional Norte Randstad) sobre “Employer Branding” y Valentín Bote (Dtor. de Randstad Research) sobre “Absentismo en Cantabria“.

Os recomiendo echar un vistazo a las presentaciones que han tenido la amabilidad de adjuntarme, basadas en estudios realizados por Randstad a nivel global y nacional sobre su base de clientes y usuarios.

Aportan información sobre lo que quiere el “talento” y lo que ofrecen las empresas.

 

De la presentación sobre “Personal Branding” de Andrés Menéndez, destacaría:

– El dato que aportó sobre la dinámica del empleo actual: tres de cada diez profesionales con empleo está buscando nuevo trabajo.

– La importancia del factor salario para quedarse o irse a otra empresa.

– La diferencia entre lo que queremos como profesionales y la valoración que de ello hace la empresa:

Prioridad para profesionales:

1º Salario y beneficios sociales

2º Conciliación

3º Ambiente de trabajo agradable

Valoración de empresas en España y EMEA:

1º …

2º …

3º …

4º …

5º …

6º …

7º Ambiente de trabajo agradable

8º Salarios y beneficios sociales

9º Conciliación

Muy interesante al respecto fue la conversación con una responsable de RRHH quien comentó cómo un colaborador “estratégico” se acababa de cambiar de trabajo, ganando 6.000€ menos (mucho o poco en función del nivel de ingresos), por la política de conciliación que le ofrecían en la otra empresa (jornada intensiva los viernes de todo el año, liberando sus tardes, y la posibilidad de poder comer en una hora, en vez de las dos reglamentarias que tenían en la empresa, lo que le permitía adelantar la salida en una hora).

En resumen, si quieres fidelizar a tu gente con talento en la empresa, es importante que seas consciente de los factores de “fidelización” que marcan la diferencia para quedarse:

  • Para retener el talento ofrece una remuneración y servicios sociales competitivos (durante un tiempo lo “retendrás”).
  • Para fidelizarlo, además, apuesta por la conciliación, un ambiente de trabajo satisfactorio, enriquecedor y estable, en el que fluya la comunicación y el feedback.

Respecto a la presentación de Valentín Bote, me sorprendió el alto absentismo laboral sin justificar que tenemos en España, 1,4%, y en Cantabria, un 1,6%…

… lo que se traduce en 3.800 ausencias sin justificar al día:

… lo que para las empresas significa una sangría en términos de productividad, costes por reemplazo, costes de gestión, clima…. y, por supuesto, para el resto de profesionales, un lastre a la hora de negociar mejores condiciones laborales.

En la presentación tenéis ejemplos de buenas prácticas que han puesto en marcha algunas empresas como Henkel, Selecta y Air Nostrum para reducir el absentismo. Aquí me gustaría resaltar el único caso que se había encontrado Valentín Bote, en el que el absentismo era de un 0%, el equipo TEDAX de los cuerpos policiales.

La respuesta: el absentismo puede poner en riesgo la vida de un compañero…

En definitiva, mis conclusiones son que si queremos atraer, fidelizar el talento y reducir el absentismo, las empresas necesitan revisar y actualizar sus condiciones laborales y, desde nuestro punto de vista profesional y personal, deberíamos considerar el absentismo sin justificar una práctica tóxica, anti-profesional y de falta de compañerismo; frente a la “picaresca de los novillos” que perjudica al resto del equipo, hemos de valorar a quienes cumplen con sus compromisos, desde mi perspectiva, base del talento.

Otras conclusiones que, como profesional de desarrollo de RRHH, me llevé fueron importancia cada vez mayor que se le da a las competencias blandas, claves para el desarrollo del talento, así como una digitalización óptima, y la gran oportunidad de crecimiento que en ambos campos tenemos.

Para finalizar retomo y os dejo con la pregunta que da título al post, ¿hay déficit de talento o el talento prefiere/preferimos otras condiciones laborales?


Foto de portada por David Iskander en Unsplash

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies