#Estrategia: #CNMC y fondos de inversión 4.0 (#FondosFISR)

El pasado 23 de abril, el presidente de CEOE-CEPYME Cantabria, Lorenzo Vidal de la Peña, moderó un encuentro de empresarios y autónomos con el Presidente de la CNMC, Jose Mª Marín Quemada. Como todos estos encuentros, interesantísimos y toda una oportunidad de ver qué está pasando y hacia dónde se mueve el mercado.

He de reconocer que me sorprendió. Aunque están aún poco duchos con los nuevos paradigmas socio-empresariales que están surgiendo, muestran una evolución en su actitud y perspectiva que es esperanzadora.

No hay más que leer el último artículo de Vidal de la Peña:

Viejo paradigma: atacar gobierno autonómico, necesidad de crecer y concepto de empresa como creadora de empleo y dinamizadora de mecados

Paradigma en transición: cuanto mejor empleo haya mejor nos irá

Nuevo paradigma: Todos nos necesitamos para dinamizar el mercado y crear empleo. El mercado somos un sistema ¿simbiótico? en el cual cuanto mejor nos vaya a todos, mejor nos irá (a todos)

y su reflejo en el cambio en su TL de twitter (cada vez más “4.0”) o este tuit en referencia al día 1 de mayo:

Volviendo a Marín Quemada y la CNMC, dónde les recomendaría que siguieran trabajando es en:

  • asertividad y confianza: Las respuestas directas generan confianza y lo contrario cuando se utilizan circunloquios desviando la atención de preguntas incómodas. Responder que no se sabe o pedir si puede reformular la pregunta, si no la hemos entendido entendido, transmite credibilidad y genera confianza.
  • ampliar red a segmentos de mercado y capas sociales hasta ahora ignorados para poder acceder a información alternativa y ecléctica, de forma que lleguen a tener una perspectiva real de tendencias y poder prever y avisar de cambios potenciales de mercado o necesidad de nuevas competencias, cuando aún se están gestando:

Viejo paradigma: Inversor especulativo > señal de que dañará el mercado e incurrirá en prácticas que terminan mermando imagen y calidad por su necesidad de nutrirse de capital para pagar dividendos y su fin de crecer por el mero hecho de crecer (viejo “paradigma” de las escuelas tradicionales de negocio: quien no crece, muere).

¿Impacto en el mercado? este buscará (y encontrará) nuevos inversores que apoyen inversiones sostenibles a medio y largo plazo (en este momento millenials y mujeres mayores inversores en fondos FISR).

Un artículo interesante y esperanzador de un perfil de inversores en auge, al que hay que añadir el de gobiernos que están apostando por este tipo de fondos para las inversiones de pensiones y (espero) para financiar una renta básica universal que “limpie” el mercado profesional, permitiendo a aquellos que desean dedicarse a economías alternativas (producción primaria, voluntariado, arte…) y de mayor visibilidad a quienes apuestan por economías más ortodoxas. Sin embargo, medios alternativos sacaban artículos de investigación sobre este tipo de fondos e inversores hace ya un par de meses (ej. revista Mongolia en su edición impresa del mes de febrero o marzo) y muchos blogueros venimos hablando de que surgirían desde hace años.

Paradigma en fase de transición 1: fondos de inversión responsables con el medio ambiente

Paradigma en fase de transición 2: medio ambiente + social + gobernanza

Nuevo paradigma: inversión ética

A la postre, trabajando estos dos aspectos podríamos pasar en relativamente poco tiempo a tener una CNMC 4.0, lo que sería de enorme valor para el mercado español, puesto que junto con toda la limpieza que se está haciendo, nos permitiría reposicionarnos en valor añadido y diferencial y atraer a un tipo de inversor 4.0, que garantice un dinamismo sostenible del mercado, basado en hábitos de consumo sostenibles y socialmente responsables, que permitan remuneraciones justas a lo largo de toda la cadena de producción y suministro y un ROI interesante para accionistas e inversores, todo ello en coherencia con los objetivos ONU2030.

En resumen, aunque falta mucho por hacer, es esperanzador que se están dando pasos en la dirección adecuada para conseguir dichos objetivos. Al menos son las conclusiones que voy sacando de los últimos eventos de nivel a los que he asistido, lo cual me hace sentir cierto optimismo hacia el futuro.


Y una recomendación a sectores tóxicos, poner en marcha urgentemente un plan de transición si desean tener cabida en el nuevo paradigma que se está poniendo en marcha (yo sigo insistiendo en que alguien deberían decirles que ganarán y ganermos mucho más con lo lúdico y la paz que con el terrorismo y la guerra).


Fuente imagen destacada: propia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies