Las 5 habilidades del mindfulness para el liderazgo

See on Scoop.itEmpresa 3.0

Mindfulness

En los últimos años muchos altos directivos y CEOS de grandes empresas declaran abiertamente que practican técnicas de mindfulness (atención plena) y meditación para ganar visión global y perspectiva, y tomar mejores decisiones. Algunas de las empresas más importantes del mundo están implementando programas de mindfulness entre sus directivos con gran éxito.

Más de 4000 empleados de Google han pasado por el programa de mindfulness“Searchinsideyourself”.  En General Mills (una de las multinacionales más grandes del mundo) la meditación y el mindfulness están revolucionando la compañía, gracias al programa de desarrollo Mindfulleadership, por el que han pasado cientos de ejecutivos.

El Centro de investigación de la NASA en Langley está introduciendo clases de meditación y mindfulness para sus trabajadores para mejorar su bienestar y productividad en un entorno de alta exigencia. También se ha implantado un programa de mindfulness para los oficiales de policía del estado de Oregón, orientado a la mejora de sus recursos para gestionar la situaciones de estrés, mejorar su atención en el trabajo y favorecer sus habilidades de interconexión con la gente a la que sirven.

Pero ¿En qué consiste el mindfulness? Es una recopilación de técnicas milenarias orientales como la meditación zen, el yoga y el escáner corporal, que han sido estudiadas y validadas de forma científica por miles de estudios de investigación y numerosas Universidades de todo el mundo. La neurociencia ha certificado y demostrado el impacto positivo del mindfulness en nuestro cerebro, el órgano más poderoso que tenemos, y también con mayor potencial de transformarnos como profesionales y como líderes.

Estas son las 5 habilidades esenciales del mindfulnesspara un líder, que se mejoran cuando practicamos de forma regular durante varios meses:

MyKLogica‘s insight:
He traído aquí este artículo que me ha llegado vía Ricard Lloria (un buen amigo y una de mis “fuentes” favoritas de artículos que me inspiran), de Javier Carril para RRHHDigital, porque es esperanzador la cantidad de descubrimientos científicos que están haciendo que la empresa integre y adopte prácticas, hasta ahora, casi tabúes en ella y pertenecientes al ámbito privado del desarrollo personal y, especialmente esperanzador, es el nivel al que ha llegado dentro de la gran empresa, el tipo de empresas que ya lo practican y lo que conllevará de aquí a muy poco tiempo.

En este caso ha sido gracias a la neurociencia con el tema del “mindfulness” o en español, “meditación” (meditación activa, concentración, relajación …) y su reflejo en el desarrollo de competencias profesionales, claves hoy en día y más con la situación actual:

  1. Foco en lo importante
  2. Inteligencia emocional
  3. Visión estratégica
  4. Flexibilidad ante el cambio
  5. Creatividad e innovación

Os recomiendo leer la descripciones que de ellas hace Javier en su artículo: Las 5 habilidades del mindfulness para el liderazgo, cuya introducción tenéis arriba y me sirve de presentación a mi siguiente entrada, cuyo primer borrador sale de aquí pero, viendo el cariz que está tomando, sería desviar el foco de la entrada de Javier, razón por la cual, os dejo lo que llevo escrito pero a lo importante:

 Las 5 habilidades del mindfulness para el liderazgo por Javier Carril para RRHHDigital

Vía Ricard Lloria

————————————–

Hoy va a ser una entrada algo diferente, entre otras cuestiones, porque me he sentido muy identificada con esas competencias y la definición aportada por Javier y estoy convencida de que es así, porque llevo practicando meditación y relajación, además de otras técnicas de desarrollo, desde 1978, como ya sabréis algunos de los que me leéis habitualmente pero anterior a eso, a los 6 años comencé a entrenar en judo, deporte que junto al ballet, a mí personalmente, me dieron la base del foco en lo importante, al aprender a caer y levantarme, sin perder dicho foco (además de su influencia en otras competencias como son el debate y el diálogo).

Compartir con vosotros que mis padres, unos adelantados a su época, lo hicieron para ver si quemaba energía con el judo y me relajaba un poco (creo que si en vez de haber nacido cuando nací, hubiera nacido en este siglo, hubiera sido diagnosticada con síndrome de déficit de atención e hiperactiva).

Para los padres, siempre llena de heridas, capaz de sacar un 10 en un examen y un 3 en el siguiente, en función del interés que me despertara el profesor en cada clase, en función de su uso de la lógica y lo que hoy se conoce como el “story telling”, con una memoria increíble en algunos aspectos (visual y auditiva, sobre todo, y tremenda en otros (fechas, números, autores, poesías …), además de ser disléxica (y tremendamente inquieta, que se decía entonces, y tímida, con pánico escénico a levantar la mano).

Y fui capaz de sacar la carrera (con clases presenciales), trabajando desde 2º, 3º 8 horas al día (desde licenciados opositores a niños), competir en esquí por Valladolid en Regionales, combinarlo como interprete y guía en viajes de extranjeros por España y Portugal y un sin fin de actividades más … dormía una media de 4 ó 5 horas al día y sólo de pensar en ello, hoy en día me agoto ;)

Pero a lo que íbamos, para aprender a caer y levantarme, base del foco en lo importante, los deportes me han aportado:

  • disciplina y perseverancia, base de la tenacidad, con el matiz diferencial entre ambos que Set Godin ha fijado y que me ha gustado mucho pero al que sumaría otro matiz, en respuesta a CEAPROF:

para poder ser tenaces (aprender a incorporar nuevos datos e información y comportamientos, añadiría), primero hemos de ser perseverantes

para poder ser perseverantes, hemos de saber caer (para evitar daños y levantarnos) hasta que aprendemos a ver las señales y aprendemos a aprender de forma eficaz y eficiente

y hasta que aprendemos a ser tenaces o, lo que es lo mismo, la técnica de la tenacidad.

  • gestión de las emociones, base de la Inteligencia Emocional …

————————————–

Seguir leyendo en RRHHDigital por Javier Carril, vía Ricard Lloria

—-

Imagen Mind Map Inspiration vía Google