Crónicas de MyKLogica

Claves para el desarrollo de la Empresa 3.0

La asertividad y su relación con el 1, 2 y 3.0

Posted by Mercedes HVdP Posted on nov - 30 - 2012

Apenas queda un mes para acabar el 2012. Año “profético” donde los haya pero, independientemente de las múltiples profecías que hablan poco menos que del fin del mundo, personalmente, considero que el 2012 va a suponer un punto de inflexión social, con sus consiguientes repercusiones en economía, en política y en la empresa y que marcará un antes y un después en nuestra historia.

Organizaciones, instituciones, empresas, movimientos, personas que se encuentran ancladas en un tipo de gestión, relación y comunicación jerárquica y unidireccional (lo que en las redes ya describimos como 1.0) habrán de plantearse muy seriamente la conveniencia de actualizarse y adaptarse a los nuevos modelos 2 y 3.0 si desean sobrevivir a la crisis. Actualización basada no tanto en la tecnología, que también, como en el desarrollo de su inteligencia emocional organizacional, directiva y laboral.

¿Qué quiero decir con esto? En realidad el ser y comportarnos 1.0, 2.0 ó 3.0 tiene que ver con la tecnología, internet y las redes pero mucho más, con la evolución de nuestra inteligencia emocional y nuestras capacidades básicas (asertividad, autoestima y empatía); las cuales permiten el óptimo desarrollo del resto (de capacidades) y máximo aprovechamiento de la tecnología.

Frente a la “unidireccionalidad” jerárquica del 1.0 y su escasa capacidad de ver el “efecto mariposa” de sus acciones y su impacto en el presente y futuro, el 2.0 pasa a ser bidireccional y consciente de la interrelación social, lo que nos ayuda a amplíar nuestra perspectiva y comprensión de situaciones y el 3.0, conjeturo, las integra, gracias a la multidireccionalidad o procesos de trabajo, gestión, relación, comunicación … en red. Lo que tiene una incidencia directa en la productividad, clima, profesionalidad y profesionalización …. de las organizaciones, al tiempo que ayudaría a anticipar y preparar nuevos cambios de paradigma.

Si habláramos de comunicación:

Hablar sería 1.0 (mero intercambio de opiniones, argumentaciones y contraargumentaciones). ¿Cuánto tiempo se pierde en debates y reuniones inútiles?

¿la discusión? sería 2.0 (profundización en las opiniones ajenas, comprensión de la diferencia -uso de las preguntas). ¿Cómo afecta al clima cuando una discusión se focaliza en los resultados y se superan las fases de tensión?

y el ¿diálogo? el 3.0 (implicaría la integración de las diferencias y, por lo tanto, lo que denomino “relaciones 360º” con su entorno). ¿Cómo afecta a la productividad y a la calidad cuando un error se toma como lo que es, se soluciona o actualiza el procedimiento y se incorpora al know-how y experiencia de la empresa y del profesional?

Para llevar a cabo tal proceso, primero, necesitamos tomar conciencia de cómo mejorando nuestros hábitos comportamentales, podemos mejorar nuestras relaciones (ver las ventajas y beneficios) para activar nuestra “voluntad” (el querer).

Uno de los retos a los que nos enfrentamos como individuos es nuestro escaso conocimiento de nosotros mismos. Todos estamos de acuerdo con que la asertividad es clave pero somos poco conscientes de nuestro nivel de desarrollo de la misma.

¿Cómo vamos a mejorar si pensamos que ya lo hacemos bien o que la “culpa” o quien ha de hacerlo, es el de enfrente?

Una vez dado este primer paso, el siguiente reto será identificar hábitos de pensamiento, emociones y conductas que nos perjudican para poder iniciar el entrenamiento en reeducar nuestra forma de pensar y en adquirir nuevos hábitos de gestión emocional y su reflejo comportamental en nuestro día a día.

Es un proceso que no se puede dar por acumulación de conocimientos o memorización de conceptos, sino por experimentación y práctica en nuestras rutinas diarias.

Tomemos como ejemplo la asertividad o, lo que es lo mismo, la capacidad de pensar, sentir, actuar y expresarnos con respeto, hacia mí mismo y hacia los demás. Tal y como veo su evolución, sería la siguiente:

1.0: Mi asertividad depende del interlocutor que tengo enfrente. Si mi interlocutor es un maleducado o siento que me ataca, es muy probable que mi reacción, ya sea activa -exteriorizada – o pasiva -interior-, sea un reflejo de lo que “percibo” y si lo percibo como asertivo, seré “asertivo”.

Una asertividad de este tipo es reactiva:

  • En la emisión confunde buenas maneras con educación; obviando, sin embargo, que mi discurso puede utilizar las palabras más “exquisitas” y ser un “intento” de ataque o provocación en toda regla (sarcasmo, humillaciones, calificativos despectivos …) y digo intento, porque dependerá de quién reciba/escuche el mensaje que lo percibirá como tal o no. Es decir, es unidireccional, en el sentido de que no ve la asertividad como un proceso de “recepción” y “emisión” de mensajes, sino sólo de emisión.
  • En la recepción dependerá del tema, del interlocutor y/o de su propio estado emocional, tamizado todo ello por sus vivencias y experiencia, que lo “reciba y perciba” como una ofensa/ataque o como una defensa/justificación …

En el trabajo una persona “activa” con una asertividad 1.0, es o puede ser fuente de malentendidos, discordias y mal clima con aquellos con quienes difiere. En función de su cargo, las repercusiones de tales comportamientos serán más o menos importantes. En cargos directivos, fomenta la opacidad, el ocultar errores, el enchufismo … con los consiguientes impactos en productividad, rentabilidad, motivación, innovación, desarrollo y mejora, etc.

En la política, personas activamente asertivas 1.0, son quienes nos han traído a la situación socioeconómica actual ¿resultados?

¿eficacia? ¿clima social? ¿equidad social? ¿cultura? ¿inversión en I+D+i? ¿ética? ¿transparencia?

¿proyecto de futuro?

La empresa asertivamente 1.0 se ha convertido en un cancer para la sociedad en general y su entorno más cercano en particular pero, sobre todo, para sí mismas. Son empresas que les importa más su propio crecimiento a corto, que tener una viabilidad sostenible a medio y largo plazo (¿contaminación, obsolescencia programada, conciliación, meritocracia, equidad retributiva …?), sin ser conscientes de que están potenciando la necesidad y, por tanto, la entrada a nuevas empresas que cumplan con las nuevas expectativas de consumo y servicio que se están extendiendo por la sociedad.

¿Si a usted comerciante, pyme, autónomo, gran empresa le trataran como usted trata a sus clientes, qué haría si surgiera una empresa que le tratara de forma diferente y cumpliera con sus compromisos?

¿Cuál es la probabilidad de que muchos profesionales que hayan sido despedidos pongan en marcha emprendimientos con el know-how adquirido y sumando lo que saben pueden mejorar pero que, por la cultura de la compañía o jefe directo, le fue imposible o pasó?

Pymes y autónomos 1.0 perderán clientes en favor de pymes y autónomos 2.0, con otro tipo de mentalidad de servicio, con presencia en los nuevos centros comerciales “virtuales” (internet y las redes), lo que les hace visibles y aceptables a los nuevos consumidores 2.0.

En cuanto a la gran empresa 1.0 habrá de revisar su prepotencia de trato, su toxicidad para su entorno y el medio-ambiente y sus macroestructuras directivas,  si no desea perder inversores,  talento y clientes en favor de aquellas que sepan relacionarse y crear redes 360º con su entorno, entiendan que, frente a la obsolescencia programada, el  futuro será el consumo cualitativo y sepan hacer el trasvase a organizaciones mas horizontales que valoren y premien la meritocracia.

Frente a la 1.0, una empresa asertivamente 2.0 crea prosperidad como base de su propia prosperidad, por ejemplo, creando redes de referencias clientes-proveedores que se retroalimentan en servicios y consumo o haciendo de sus propios colaboradores sus mejores embajadores, ya sea como compradores (toyotistas) o como “evangelizadores” (por ejemplo, yo soy “kienbaumista”, consultora con la que llevo colaborando desde hace 4 años. Por profesionalidad, trato a los consultores, trato a los clientes, por haber tenido con ellos una de las mejores experiencias de equipo y compañerismo que he tenido en mi vida, por no decir la mejor …. y por su coherencia entre lo que dicen que van a hacer y hacen, para mi gusto, la empresa de consultoría más profesional con la que he tenido el placer de trabajar hasta la fecha -al menos en los proyectos en los que he participado, todos ellos de evaluación de potencial, tanto con la central de Alemania, como con su filial de Brasil).

¿Por qué “evangelizamos”? Porque si trabajas en o colaboras con una empresa de tales caraterísticas, lo que deseas es que les vaya bien y pones todo de tu parte para que así sea.

2.0: Frente a la unidireccionalidad jerárquica de la “asertividad 1.0″, según vamos trabajándola y llegando a la 2.0, ampliamos perspectivas y somos conscientes de que quizás lo que hemos entendido, no es lo que la persona deseaba expresar. Es decir, llegamos a ser conscientes de que nuestra “percepción” suele estar “tamizada” por la propia experiencia/vivencia o un estado emocional específico -propio o ajeno-.

Pasa de ser una asertividad reactiva, a una activa:

  • En la emisión busca expresiones neutras, puntos de encuentro y convergencia …
  • En la recepción, busca la oportundiad y si algo le “choca”, sorprende, irrita … busca primero confirmar que lo que ha entendido es lo que la otra persona deseaba expresar.

La gran diferencia entre la asertividad 1.0 y la 2.0, se da a la hora de “recibir” el mensaje. La primera reacciona, la segunda busca comprender conceptos y situaciones, con lo cual facilita que su proceso relacional sea cada vez más fluido e interesante y así se vea reflejado en los resultados de sus acciones.

Por supuesto, hemos de tener en cuenta que sólo es posible pasar de una asertividad 1.0 a una 2.0, con un desarrollo en paralelo de la autoestima y la empatía y su reflejo correspondiente en el cambio mental de razonamiento lógico y de gestión emocional que lleva parejo.

Formar parte de un equipo integrado por personas con este nivel de asertividad es 100% enriquecedor, instructivo y gratificante y ser dirigido/liderado por un profesional 2.0, estimula la profesionalidad, el aprendizaje, la mejora y la innovación o la productividad.

Es pasar del trabajar al disfrutar.

3.0: Este nivel para mí es una “conjetura” (me considero en pleno proceso de desarrollo de mi “asertividad 2.0″ y aunque he tenido la oportunidad de ser dirigida por y formar parte de equipos 2.0, no creo haber llegado a lo que me imagino es trabajar con equipos 3.0) pero, considerando lo que he venido aprendiendo y experimentando hasta la fecha, lo vislumbro como la capacidad de hacer converger puntos de desencuentro para llegar a un resultado 360º o de consenso por convicción del 100% de los participantes, en  procesos de toma de decisiones en situaciones de alta complejidad e incertidumbre.

Una persona que haya llegado a este nivel de asertividad muy probablemente es una persona que destaca por su credibilidad, coherencia, facilidad para encontrar soluciones y sumar voluntades.

Me la imagino como una asertividad proactiva, es decir, se adelanta a las situaciones porque cuenta con las “señales e indicios” que su habildiad de comunicación y relación multidireccional le facilita.

Para llegar a tal nivel de desarrollo y evolución de la asertividad, es necesario acompañarla de la autoestima (confianza en uno mismo basada en la experiencia) y empatía hacia los demás (poder comprenderlos, aunque se difiera). Como he comentado en ocasiones anteriores, la asertividad, la autoestima y la empatía se retroalimentan según se van practicando e integrando en nuestros hábitos y rutinas diarias, acompañado de un trabajo de auto-observación y reflexión de lo sucedido y de análisis de la diferencia entre el resultado obtenido y el esperado, que nos confirme que vamos por el buen camino o nos permita rectificar, poniendo en práctica nuevos comportamientos o modificando los actuales.

Así que, retomando el tema con el que comencé esta entrada, no hay que ser profeta ni vidente para comprender que, en el momento en el que haya masa crítica de personas con una asertividad 2.0, cambiaremos el paradigma social y económico y que empresas y organizaciones ancladas en el 1.0, quedarán como remanentes para nichos de mercado muy específicos y en franco retroceso (ya lo estamos viendo con la prensa escrita, la cultura y los CDs, etc.).

Movimientos como  el 15M, el 25S, Democracia Real Ya, Occupy the banks … organizaciones como Access Info Europe, Attac, Avaaz.org, Change.org … empresas que se han sumado a prácticas del tipo de la Economía del bien común … visibilizados por las redes, son señales que indican el fin del 1.0 y el auge del 2.0.

Por todo lo anterior y teniendo en cuenta los acontecimientos socio-económicos y su reflejo en los resultados electorales, movimientos sociales, empresariales, etc.:

Aquellas organizaciones, instituciones, empresas, movimientos … personas que se empeñen en seguir con prácticas 1.0, muy probablemente, no sobrevivirán a la crisis o saldrán muy debilitadas (a nivel laboral la nueva forma de reclutar, a través de referencias y observación de comportamientos y aportaciones en las redes, primará cada vez más la selección de profesionales 2.0 y también su contraparte, los profesionales 2.0 serán cada vez más selectivos a la hora de colaborar en proyectos y evitarán entrar en aquellos que les “resuene” como 1.0).

Aquellas organizaciones, instituciones, empresas, movimientos … personas que se sumen al cambio, muy probablemente, saldrán antes de la crisis y saldrán reforzadas.

———————————–

Y con esta entrada, muy probablemente, también, me despida hasta el año que viene. Me gustaría escribir un par de crónicas más pero ignoro si tendré el tiempo para ello.

Por si acaso, agradeceros vuestra presencia y comentaros que ignoro exactamente cómo entramos el 2012 -creo que con 150 (aprox.) visitas al día- pero sí cómo lo terminamos, con una media de poco más de 1.000. Para mí ha sido una gran sorpresa ver el salto que este blog ha dado. Agradeceros a todos quienes lo habéis hecho posible difundiéndolo.

Si no nos leemos antes, que tengais un gran cierre de año y que el 2013 (el 13 es mi número de la suerte), sea el año en el que pasamos a ser una sociedad 2.0. Para ayudar a que sea así, me he puesto un objetivo: Desarrollar un taller / workshop en el que las personas desarrollen las competencias básicas para la comunicación 3.0 y las soluciones 360º.

¡Gracias, Feliz Navidad y Feliz 2013!

 

votar

20 Responses so far.

  1. […] en noviembre pasado, que el 2012 supondría un punto de inflexión social, con sus consiguientes […]

  2. […] La asertividad y su relación con el 1, 2 y 3.0  […]

  3. […] en noviembre pasado, que el 2012 supondría un punto de inflexión social, con sus consiguientes […]

  4. Anónimo dice:

    […] en noviembre pasado, que el 2012 supondría un punto de inflexión social, con sus consiguientes […]

  5. [...] Actualización de la entrada La asertividad y su relación con el 1, 2 y 3.0 [...]

  6. [...] los huevos de dragón (redes)? diría que internautas que sumemos al valor (destapar mentiras), asertividad 3.0 …. aunque me temo que hasta que sepamos hacerlo debidamente, dejaremos muchos [...]

  7. [...] La asertividad y su relación con el 1, 2 y 3.0 [...]

  8. [...] Asertividad: respeto a lo que somos y a nuestro entorno, el pasado nos da las claves [...]

  9. [...] Apenas queda un mes para acabar el 2012. Año “profético” donde los haya pero, independientemente de las múltiples profecías que hablan poco menos que del fin del mundo, personalmente, considero que el 2012 va a suponer un punto de inflexión social, con sus consiguientes repercusiones en economía, en política y en la empresa y que marcará un antes y un después en nuestra historia.   Organizaciones, instituciones, empresas, movimientos, personas que se encuentran ancladas en un tipo de gestión, relación y comunicación jerárquica y unidireccional (lo que en las redes ya describimos como 1.0) habrán de plantearse muy seriamente la conveniencia de actualizarse y adaptarse a los nuevos modelos 2 y 3.0 si desean sobrevivir a la crisis. Actualización basada no tanto en la tecnología, que también, como en el desarrollo de su inteligencia emocional organizacional, directiva y laboral.    [...]

  10. [...] Apenas queda un mes para acabar el 2012. Año “profético” donde los haya pero, independientemente de las múltiples profecías que hablan poco menos que del fin del mundo, personalmente, considero que el 2012 va a suponer un punto de inflexión social, con sus consiguientes repercusiones en economía, en política y en la empresa y que marcará un antes y un después en nuestra historia.   Organizaciones, instituciones, empresas, movimientos, personas que se encuentran ancladas en un tipo de gestión, relación y comunicación jerárquica y unidireccional (lo que en las redes ya describimos como 1.0) habrán de plantearse muy seriamente la conveniencia de actualizarse y adaptarse a los nuevos modelos 2 y 3.0 si desean sobrevivir a la crisis. Actualización basada no tanto en la tecnología, que también, como en el desarrollo de su inteligencia emocional organizacional, directiva y laboral.    [...]

  11. [...] Apenas queda un mes para acabar el 2012. Año “profético” donde los haya pero, independientemente de las múltiples profecías que hablan poco menos que del fin del mundo, personalmente, considero que el 2012 va a suponer un punto de inflexión social, con sus consiguientes repercusiones en economía, en política y en la empresa y que marcará un antes y un después en nuestra historia.   Organizaciones, instituciones, empresas, movimientos, personas que se encuentran ancladas en un tipo de gestión, relación y comunicación jerárquica y unidireccional (lo que en las redes ya describimos como 1.0) habrán de plantearse muy seriamente la conveniencia de actualizarse y adaptarse a los nuevos modelos 2 y 3.0 si desean sobrevivir a la crisis. Actualización basada no tanto en la tecnología, que también, como en el desarrollo de su inteligencia emocional organizacional, directiva y laboral.    [...]

  12. [...] unos y otros, aprendamos la lección y terminemos y comencemos el 2013 con otra conciencia más asertiva y coherente con el tipo de sociedad a la que deseamos [...]

  13. [...] Apenas queda un mes para acabar el 2012. Año “profético” donde los haya pero, independientemente de las múltiples profecías que hablan poco menos que del fin del mundo, personalmente, considero que el 2012 va a suponer un punto de inflexión social, con sus consiguientes repercusiones en economía, en política y en la empresa y que marcará un antes y un después en nuestra historia.   Organizaciones, instituciones, empresas, movimientos, personas que se encuentran ancladas en un tipo de gestión, relación y comunicación jerárquica y unidireccional (lo que en las redes ya describimos como 1.0) habrán de plantearse muy seriamente la conveniencia de actualizarse y adaptarse a los nuevos modelos 2 y 3.0 si desean sobrevivir a la crisis. Actualización basada no tanto en la tecnología, que también, como en el desarrollo de su inteligencia emocional organizacional, directiva y laboral.    [...]

  14. Información Bitacoras.com…

    Valora en Bitacoras.com: Apenas queda un mes para acabar el 2012. Año “profético” donde los haya pero, independientemente de las múltiples profecías que hablan poco menos que del fin del mundo, personalmente, considero que el 2012 va a suponer un pun…..

  15. [...] Apenas queda un mes para acabar el 2012. Año “profético” donde los haya pero, independientemente de las múltiples profecías que hablan poco menos que del fin del mundo, personalmente, considero que el 2012 va a suponer un punto de inflexión social, con sus consiguientes repercusiones en economía, en política y en la empresa y que marcará un antes y un después en nuestra historia.   Organizaciones, instituciones, empresas, movimientos, personas que se encuentran ancladas en un tipo de gestión, relación y comunicación jerárquica y unidireccional (lo que en las redes ya describimos como 1.0) habrán de plantearse muy seriamente la conveniencia de actualizarse y adaptarse a los nuevos modelos 2 y 3.0 si desean sobrevivir a la crisis. Actualización basada no tanto en la tecnología, que también, como en el desarrollo de su inteligencia emocional organizacional, directiva y laboral.    [...]