Crónica política: Elecciones autonómicas 2012 o el cambio en marcha

Leer los periódicos hoy, es leer el triunfo del PP y la debacle del PSOE, sin embargo, si fuera el primero, por muy que de cara a la galería esté festejando dicho triunfo, dudo mucho que de puertas para dentro lo esté tanto:

  • En su bastión, Galicia, el PP ha perdido respecto a las anteriores elecciones, 135.493 votos.
  • En las elecciones gallegas, entre el PP, PSOE y BNG, han perdido casi 500.000 votos.
  • En las elecciones vascas, han perdido votos tanto PNV, como PP aunque haya sido el PSOE quien se ha llevado la medalla con una pérdida de más de 100.000 votos, mientras que Bildu ha duplicado sus resultados, pasando de 100.712 a 211.939, convirtiéndose en la 2ª fuerza política con 21 escaños.

Si además de eso, tuviéramos en cuenta el porcentaje real de votos, descontando abstenciones, nulos y en blanco ¿qué pasaría?

Un amigo, Juan Bernardo Montejo, editor de los blogs Iniciativa Debate y Cuént@me entre otros, me comentaba los cálculos que había realizado sobre las elecciones gallegas:

“El censo electoral en estas elecciones al Parlamento gallego se eleva a casi 2,7 millones de personas, ya que a los 2,3 millones de gallegos llamados este domingo a las urnas, hay que sumarle también los 400.000 inscritos en el Ceso Electoral de Residentes Ausentes. Así la participación sobre el 100% del censo de votantes sería del 54,36 % escaso. […]

El PP obtendría el 24,22 %, el PSOE el 10,88%, AGE el 7,41%, el BNG 5,38% y el 6,47% el resto de formaciones políticas. La abstención, nulos y blancos sumarían el 45,64%. […] si sumáramos los votos obtenidos de los 3 primeros partidos, apenas alcanzan el 42,51% del censo, resultado por debajo del 45,64% de los votos de abstención, nulos y blancos.”

Fuente: El Armario

¿Cómo interpretar estas cifras?

Partiendo de las siguientes premisas:

  1. Huída de votos de los partidos mayoritarios (que ya se inició en las últimas generales [*]).
  2. En el caso del País Vasco, Bildu ha recogido gran parte de esta huída, en el caso de Galicia, AGE ha irrumpido en la escena política y destaca el incremento de nuevos partidos, con la consiguiente atomización del voto lo que, con la actual ley electoral, ha sido un regalo para el PP.
  3. Todo cambio conlleva un proceso. Dicho proceso comienza por una inversión de la tendencia anterior. Hasta ahora, el trasvase de votos había sido entre los grandes partidos. En estas elecciones esa desconexión con los grandes partidos se ha hecho más evidente.

Autor: Miguel Prados

Desde mi perspectiva, tal y como comentaba en la entrada Cambio de paradigma social y económico: Pasar de una cultura competitiva a una colaborativa, estamos en el inicio del cambio, cambio que potencian y favorecen los partidos tradicionales con las declaraciones que hacen y las regulaciones restrictivas que están poniendo en marcha, dignas de los máximos exponentes de partidos totalitarios de la historia (manipulación y censura de la información y prohibicionismo), que potencian la reacción contraria.

Un ejemplo, Esperanza Aguirre, en vez de plantearse el porqué del crecimiento de Bildu y abogar por un plan de acercamiento al pueblo vasco, se queja de que el TC ha cometido un fallo (Fuente: Yahoo Noticias – Europa Press)

Si, además, a lo anterior le sumamos:

  • las políticas “de recesión” que se están poniendo en marcha, cuando el problema de España no es tanto la deuda pública por debajo de la Eurozona (un 69,3% frente a una media del 87,3%) o el gasto público (49,5% del PIB en la Eurozona Vs al 45,2% en España), como los pocos ingresos del Estado (Eurozona: 45,4% Vs España: 35,7%) y un déficit disparado gracias a las ayudas estatales al sector financiero (estimado por Eurostat en 9,4% Vs 4,5% del PIB de media en la eurozona) [Fuente: El País].
  • Unos presupuestos que agravarán la crisis (no inciden en políticas de empleo, investigación o incremento de capacidad adquisitiva, sino todo lo contrario).
  • Las consecuencias que ya están teniendo los recortes en el empleo, la educación, la sanidad, la I+D+i …
  • La defensa que está llevando a cabo la clase política de sus privilegios (viajes en primera, dietas, seguros privados, iphones …), no tanto por el monto final, como la falta de ejemplo que muestran.

Es por ello, que el actual partido en el gobierno, haría bien en reflexionar sobre los resultados, replantear las políticas que está llevando a cabo, reconsiderar su relación respecto a los movimientos #15M y #25S y copiar a Alemania en su reunión con el #15M (Fuente: ¿Qué está pasando?) si desea evitar una fractura social y reinvertir los efectos de la crisis. Haría bien en escuchar a dos movimientos que ya están trabajando sobre posibles soluciones y comenzar a dar ejemplo de comportamientos inteligentes y éticos.

Si no lo hiciera así, es probable que en relativamente poco tiempo, lleguemos a ver lo que hasta ahora parecía poco menos que imposible, un movimiento que aglutine a abstencionistas, votos en blanco, asociaciones y partidos pequeños con unos objetivos muy concretos, el primero de ellos, un cambio de ley electoral que sería el fin de los partidos tradicionales tal y como los conocemos.

 

6 thoughts on “Crónica política: Elecciones autonómicas 2012 o el cambio en marcha”

  1. Pingback: Bitacoras.com

Comments are closed.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR