Comunicación, innovación y mejora

La innovación y la mejora, hasta la fecha, han sido procesos casi exclusivos de grandes empresas, que son las que tenían la capacidad de inversión, al tiempo que se entendía dentro del campo técnico pero ha llegado un punto en que dicha innovación tecnológica ha dado el salto a otros campos. Gracias a las redes sociales y su capacidad de globalización e interconexión entre personas de diferentes localizaciones (nacionales y extranjeras), de un par de años para acá algo está cambiando y es la comprensión de que innovación y mejora se pueden ampliar a todo tipo de empresa y organización, a todos los campos, ya sean productos o servicios, y a todas las áreas, desde la tecnológica a RRHH, pasando por la política o el liderazgo.

Aunque aún queda mucho camino y más en España, con carencia endémica en educación y progreso (aún hay más de un 50% de pymes que no están en redes sociales), conceptos como “trabajo en la nube“, “inteligencia colectiva” y “trabajo colaborativo” están entrando con fuerza en la sociedad, entre otras cuestiones, porque permite acceder a dicha capacidad de innovación y mejora a toda empresa, persona u organización que realmente quiera hacerlo a un precio asequible.

Seguramente, en muy poco tiempo, veremos que el valor añadido de una empresa no vendrá por su “secreto tecnológico”, sino por su capacidad de conectar con las necesidades o ¿ilusiones? de un nicho específico de mercado y trabajar con él, de forma transparente, hasta darles forma y será precisamente la personalización y colaboración en lo que me gusta, lo que me haga “afiliarme” y seguir a una empresa. Es decir, la barrera de entrada será mi capacidad de relación e interactuación con un mercado para dar la “calidad” -los detalles específicos- que este mercado me pide.

Ahora bien, si queremos sacar el máximo provecho a estos avances, hemos de seguir evolucionando y, por tanto, “innovando” y mejorando en nuestra capacidad de comunicación y relación con nuestro “público”. Frente al antiguo concepto de competencia, excluyente, por ver qué idea era la mejor, se abre paso con fuerza el nuevo de “colaboración”, incluyente, en el cual la mejor idea será aquella que más “peros” resuelva y más divergencias sea capaz de convertir en “convergencia”. Del imponer, rebatir y replicar, hemos de pasar a exponer, preguntar y contestar. No podemos pretender contar con la “afiliación” y colaboración externa, si en vez de integrar lo que nos dicen, lo tomamos como una ofensa personal, lo rebatimos y nos defendemos de ello. Lo cual implica dejar atrás barreras, abrir las puertas a la interactuación directa con el cliente y estar abiertos a rectificar y a agradecer cualquier idea encaminada a la mejora de mi producto o servicio.



One thought on “Comunicación, innovación y mejora”

Comments are closed.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies