Liderazgo: 3 claves para ayudar a desarrollar la autoestima en nuestros colaboradores

LiderazgoAutoestimaUno de los temas que normalmente salen en los procesos de coaching que realizo, desde el punto de vista de jefe, es el tema de la autoestima o seguridad y confianza en uno mismo y cómo generarla en los colaboradores.

Basándome en mi propia experiencia como colaboradora, os comento 3 prácticas que me han ayudado a ganar confianza en mí y crecer como persona y como profesional:

1. Predictibilidad de las reacciones como jefe: Una de las cuestiones más desestabilizantes en el trabajo es tener un jefe cuya percepción sobre la calidad de un trabajo, depende del estado de ánimo en el que se encuentra.

Hay jefes que pueden llegar a hacer verdadera “luz de gas” a sus colaboradores entre lo que piden y la reacción que tienen ante el resultado del trabajo, gestión realizada o un error: Si se encuentran de buen humor, no pasa nada y todo está bien o es excelente y si llegan de mal humor, parece que es el fin del mundo o un trabajo valorado como bueno ayer, es mediocre o malo hoy. Lo cual provoca una inseguridad constante, puesto que la “evaluación” del resultado de mi trabajo depende de un hecho subjetivo y personal.

En resumen: Cómo jefe sea predecible y que sus colaboradores sepan que su percepción del trabajo realizado es ecuánime y objetiva. Profesionalidad no implica linealidad emocional pero si ser conscientes de nuestros estados de ánimo, tener control sobre ellos, ser consciente de cómo influyen en mí y en mi percepción de la realidad y, en un momento dado, saber que ciertas conversaciones es mejor tenerlas cuando haya pasado el momento de mayor intensidad emocional.

2. Feedback sobre la evolución en el trabajo: Si hay un punto que ayuda a generar seguridad y confianza en uno mismo, es saber que voy por el buen camino y que realizo bien mi trabajo. Fundamente sus comentarios o “retroalimentación” sobre el trabajo realizado sobre hechos y tenga en cuenta que ha de haber una evolución en la forma de llevarlo a cabo, en función de la experiencia del colaborador:

  • Aprenda a diferenciar cuándo comentarle algo a su colaborador en privado y cuándo en público. Como regla general, amonestaciones siempre en privado y reconocimientos en público. Piense en usted y cómo se siente cuando ha tenido algún jefe que le ha gritado en público o le ha escatimado reconocimientos.

  • Con profesionales nuevos en la empresa o con poca experiencia, realice un seguimiento y supervisión continuo, al principio casi por tarea. Aproveche cada fallo o tarea mejorable para enseñar y mostrar cómo llevarlo a cabo bien y, en el momento en el que lo consiga, reconózcaselo.

  • No caiga en la tentación de hacer un trabajo por su colaborador, ante la excusa de que termina haciéndolo antes. Sí, lo hará antes pero evitará que su colaborador aprenda. Valga la redundancia, permita a éste aprender y aprender a hacer un buen trabajo:

    • Si ha cometido un fallo, deje que sea el colaborador quien lo solucione o repita la tarea hasta que la domine y valores y fije el esfuerzo y éxito alcanzado.

    • Cuando se encuentre ante un problema o una situación nueva, habitúe a su colaborador a venir con soluciones o alternativas de solución pensadas, aunque después en la discusión entre ustedes  lleguen a otras conclusiones diferentes (discusión/discutir en el sentido de “examinar atenta y particularmente una materia” -Fuente RAE).

  • Espacie el seguimiento según vaya adquiriendo práctica y experiencia y en función de la complejidad de las tareas que vaya asumiendo y cómo responde.

En resumen: Mantenga informado a su colaborador sobre la idoneidad o excelencia de su trabajo. Ante un fallo mantenga la cabeza fría y busque soluciones y ante un trabajo bien realizado resáltelo y coméntele los aspectos que le gustaron, ayudará a generar confianza en usted y ayudará a que su colaborador obtenga cada vez más confianza en sí mismo y gane en autonomía e iniciativa en su trabajo.

3. Afronte las situaciones conflictivas de forma directa y en el momento en el que se entere. Los malos tragos, para ambas partes, cuanto antes mejor. Ante una de estas situaciones:

  • 1º Afronte la situación desde el punto de vista que nadie yerra a propósito.

  • 2º Antes de tomar ninguna postura, infórmese: Pregunte qué ha pasado y obtenga toda la información y datos disponibles.

  • 3º Céntrese en la solución y, una vez dada respuesta, profundice en el qué paso para aprender. Tendrá garantizado varios puntos:

    • Conocer y trabajar sobre el error en el momento en el que aparece, atajando repercusiones y evitando que se hagan más graves sus consecuencias al darlas solución.

    • Oportunidades de mejora del conocimiento (o know-how) para el profesional, el equipo y la organización: Profundizar en los aspectos o variables que llevaron al error, qué se desconocía, cómo prevenirlo para la siguiente ocasión, etc.

  • 4º una vez hablado, solucionado y aprendido, fíje los comportamientos, prácticas o nuevas variables de éxito.

En resumen, dé cabida al error (por supuesto controlado) y, puesto que ha sucedido, aproveche la oportunidad de aprendizaje. Estará estimulando a sus colaboradores a querer hacerlo cada vez mejor. Serán ellos quienes, según vayan adquiriendo experiencia, le puedan aportar nuevas variables y mejoras a tener en cuenta en próximos trabajos.

Seguro que hay muchas más prácticas que pueden ayudar a desarrollar la autoestima en los colaboradores pero si pone en marcha éstas o las practica de forma habitual, tendrá colaboradores que irán ganando en madurez profesional y, como consecuencia, en confianza y autoestima.

¿Y tú? ¿Puedes compartir alguna otra práctica que te haya ayudado a ganar en autoestima?

———–

Fuente imagen: Motivación y liderazgo

21 thoughts on “Liderazgo: 3 claves para ayudar a desarrollar la autoestima en nuestros colaboradores”

  1. Pingback: Bitacoras.com
  2. Jano dice:

    Holas,
    muy interesante tu blog, sin duda a apartir de ahora seré un asiduo más a este lugar. Ahora mismo, trabajo en temas de productividad, y encontrando este lugar, con tus posts seguro que enriquecé mis pocos conocimientos; me ha sorprendido gratamente.

    muchas gracias por el comentario el otro dia, a partir de ahora nos veremos en los blogs!!

    saludos y mi enhorabuena por este lugar.

    Jano

    1. MyKLogica dice:

      Hola Jano, bienvenido a este blog y gracias por dejar tu comentario!

      Me alegro de que te puedan resultar útiles y de interés mis posts.

      Gracias a ti, me resultó una entrada francamente interesante y sí, espero que nos sigamos leyendo y compartiendo.

      Saludos y buen inicio de semana :)

  3. Zanguanga dice:

    Excelente post Mercedes, se me adelantó Marina en lo de la productividad, así que suscribo su comentario :-)

    1. MyKLogica dice:

      Hola Ángeles! La verdad es que así es, quizás debería cambiar el título de la entrada!

      ¡Gracias! Siempre un lujo leerte por aquí :)

  4. Concertta dice:

    Me gusta tu punto de vista que comparto plenamente.
    Tuve un jefe que siempre pensaba mal, cualquier información que le dabas la entendía con malicia. Eso es un síndrome que encontré una vez, ¿sabes como se llama?
    Gracias,
    Miguel

    1. MyKLogica dice:

      Hola Miguel, bienvenido a esta bitácora y gracias por dejar tu comentario!

      Ni idea pero si me lo dices, me encatará!

      ¡Gracias a ti!

  5. Marina Milantoni dice:

    Muy interesante. A nivel organizacional si todos los directivos aplicaran estos conceptos en la práctica y no la teoría los resultados obviamente serían muy diferentes, y la productividad iría en alza.

    1. MyKLogica dice:

      Hola Marina, bienvenida y muchas gracias por dejar tu comentario!

      100% de acuerdo contigo, que prácticas de este tipo, además de incrementar la autoestima de nuestros colaboradores, incrementarían la productividad y resntabilidad.

      A ver si poco a poco vamos consiguiendo tener directivos y líderes de este tipo.

      Gracias de nuevo y saludos :)

    2. José Izquierdo dice:

      Marina, lo primero que tendrías que hacer es dejar de tratar a los demás como basura, la agresividad es lo peor que se espera de un director de recursos humanos, y somos unos cuantos los que te aguantamos en el trabajo porque no nos queda más remedio; por suerte ahora que estás de vacaciones te aguantarán otros. Luego en segundo lugar, deja de poner mensajes en todas partes y en el Facebook haciendo ver que sabes mucho. Ya cansa que te hagas la sabelotodo.

      1. MyKLogica dice:

        Buenos días José Izquierdo, bienvenido a esta bitácora y gracias por dejar tu comentario, el cual me ha resultado chocante y sorprendente:

        Me parece que te has confundido de persona ¿? ni me llamo marina, ni soy directora de rrhh …

        Ahora bien, tu comentario me intriga ¿qué finalidad tiene? ¿es así como te gustan que te digan las cosas para mejorar? pues ya me puedes decir cómo, me explico:

        – ¿qué acciones, comportamientos, preguntas, te hacen sentirte tratado como una basura?
        – por favor, dime un ejemplo de la agresividad que comentas (por cierto 100% de acuerdo contigo que un dtor. de rrhh ha de ser empáticamente asertivo).
        – ¿te ha puesto alguien una pistola para aguantar a Marina?
        – ¿aguantarla? … o quizás estén encantados de la vida, disfrutando con una persona con quien se entienden ¿no?
        – ¿qué mensajes por favor? ¿en el facebook? ¿en dónde? ¿en mi página? ¿en mis grupos? ¿en mi blog? ¿?¿?¿?¿?¿?¿
        – ¿quién se cansa? ¿quién ha de relajarse y descansar? ….

        En fin, ignoro si también eres una persona que trabaja en rrhh pero, sí así fuera, creo que deberías de hablar contigo mismo, el primero y después con Marina.

        Lo dicho, bienvenido a esta bitácora y gracias por el comentario.

        Felices días y que tengas una gran entrada de año!
        Mercedes

        1. José Izquierdo dice:

          ++por favor, dime un ejemplo de la agresividad que comentas (por cierto 100% de acuerdo contigo que un dtor. de rrhh ha de ser empáticamente asertivo)++

          No me gusta que me traten a gritos y me insulten. Y me gustaría que me escucharan, cosa que no ocurre con el ejemplo en cuestión. Es fácil de entender ¿verdad?

        2. MyKLogica dice:

          Buenas de nuevo, José!

          Me acabo de dar cuenta que era una respuesta a Marina (te respondí desde el admin, mis disculpas).

          Ya te digo que es fácil de entender (a mí me pone de los nervios) pero caballero, eso no es un ejemplo concreto, eso es tirar al viento.

          Da igual, yo tiendo a ser práctica, José, y sí sé que voy a seguir trabajando con una persona con quien tengo tensión o me voy o soluciono la tensión y, a ser posible, la hago divertida, para que cuando se dé, como mínimo, termine en sonrisa.

          Así que mi sugerencia, que más vale que comiences a prevenir y a aprender a manejarlas, que encima el que te llevas el berrinche y el disgusto eres tú:

          – situaciones/temas concretos?
          – estados anímicos (según el día)?
          – alguien que pueda mediar?
          – qué tal se lleva con su jefe? la presiona igual?
          – problemas en casa?
          – es tímida o reservada?
          – ….

          en función de la respuesta, yo pondría en marcha diferentes tácticas y prácticas hasta llevarnos profesionalmente bien pero sobre todo, antes de hacerme mal humor, preguntaría … tipo:

          sobre su estado – ¿te encuentras bien? ¿qué pasa? ¿ha pasado algo? …
          para que comience a comprender la importancia de expresar todo con respeto, sobre todo, para sí misma:
          – ¿me estás llamando absurdo? ¿te refieres a mí? …. Marina, vamos a ver, ¿tan poco valor tienen tus argumentos que necesitas atacar los diferentes? …
          – ¿por qué te parece tan mal? ¿cómo lo harías tú? ….
          – ¿vamos a ver, mujer, te gustaría que (te) dijeran eso de tus ideas?…
          – ¿no decías en ese comentario que si los directivos pusierais en práctica esas prácticas, mejor nos iría? ¿no eres tú una directiva?
          – etc….

          Cuando nos preguntan y aprendemos a ver las preguntas como neutras, las personas respondemos mucho mejor de lo que esperan o esperamos. Te lo digo por experiencia.

          A mí me ha dado buen resultado … y si lo has puesto en práctica y no te han resultado, ni idea qué decirte … necesitaría conocer ejemplos específicos, más la situación de las diferentes personas y ver qué ven cada una de ellas.

          ¡Suerte caballero! cuando uno supera una situación de conflicto y de ella surge una relación profesional, suele llegar a ser muy fructífera, productiva y divertida y si te vas, que sea porque tengas una oferta de trabajo aún mejor :)

          Es una decisión personal. Tú decides.

          …y si volvemos a intercambiar, repetiremos intercambio de buenos deseos y, sino …

          ¡Suerte, Felices Fiestas y gran salida y entrada de año y un año plagado de buenos momentos!

        3. MyKLogica dice:

          Ah y ¡gracias por profundizar en el intercambio!

    3. José Izquierdo dice:

      Solo de pensar que tengo que volver al trabajo y encontrarme con esta abusadora me dan náuseas. Le da por empezar a gritarme y decir que todo lo hago mal y que tengo problemas mentales que tengo que “trabajar.” No se da cuenta la dirección??? El trabajo era interesante, pero ahora sólo deseo que nuestra directora de recursos humanos Marina se marche a otra parte y nos deje hacer nuestro trabajo y vivir en paz. Gracias MyKLogica por dejar desahogarnos. El nombre por supuesto es un pseudónimo, espero que lo entiendas. Es una situación difícil pero no está el horno como para abandonar e irse al paro.

      1. MyKLogica dice:

        ¡Ánimo José y te diría que además de desahogarte, comiences ha hacer algo al respecto, vivir ese tipo de situaciones es tremendo y, más, como bien dices, con la situación actual!

        ¡Espero que hayas disfrutado de unas buenas fiestas y que los Reyes Magos te traigan concordia en el trabajo!
        Mercedes

  6. Interesante exposición… Considerados los puntos, creo me ha tocado trabajar en una excelente compañía (amonestaciones siempre en privado, reconocimientos en público)…

    1. MyKLogica dice:

      Hola José, bienvenido a esta bitácora y gracias por dejar tu comentario.

      Te felicito por la suerte que has tenido. Una de las cuestiones más satisfactorias, laboralmente hablando, es tener un buen jefe.

      Saludos y que tengas un buen día :)

Comments are closed.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR